Ever

La carrera de Ever comenzó en los años 90 como artista grafitero. Su estilo se fue desarrollando casi de manera accidental mientras pintaba las caras de sus ex novias y de su hermano pero aún hoy su filosofía es que el grafiti es un punto de conexión para la gente.

En sus obras explora diversas temáticas: religión, contradicciones y política. Está fascinado por el cuerpo humano y por ese motivo lo utiliza como vehículo, combinando formas figurativas con crítica social. Aunque su estilo se acerca más a la pintura tradicional en lo que a técnicas refiere, Ever tiene un increíble manejo del aerosol como también de la pintura látex.

Uno de sus rasgos más distintivos es la omisión de los ojos en sus pinturas, del lugar donde deberían estar los ojos brotan líneas coloridas que se mezclan con distintos elementos de la obra. Sus composiciones se caracterizan por la presencia de colores vibrantes y ha comenzado a experimentar con instalaciones artísticas, en las cuales realiza comentarios acerca de eventos actuales a través de utilización de peluches, mesas de ping pong e inodoros.

Para más de Ever:
Sitio Web
Flickr
Instagram